martes, 24 de enero de 2017

Cómo iniciar sesión en Windows 10 sin tener que ingresar una contraseña.

Una duda que surge muy frecuentemente entre los usuarios de Windows es cómo poder iniciar sesión en el sistema sin tener que ingresar una contraseña, es decir, encendiendo el equipo y que este vaya directamente al escritorio, sin necesidad de mayor intervención por parte del usuario.
Microsoft no entrega una vía simple para conseguir esto, pero aun así es posible lograrlo accediendo a opciones ocultas del sistema. Tan solo debemos presionar el botón Inicio, escribir el comando netplwiz y presionar Enter.

 Luego aparecerá una ventana como esta, en la cual hay que desmarcar la casilla "Los usuarios deben escribir su nombre y contraseña para usar el equipo", y luego presionar Aceptar.


Finalmente solo queda reiniciar el equipo, y listo. Windows 10 ya no nos pedirá una contraseña para iniciar sesión al encender el PC.
Sin embargo, si nuestra cuenta aun tiene contraseña, Windows la seguirá solicitando luego de que el equipo entre en estado de suspensión. Para evitar esto último hay que ir a Configuración > Cuentas > Opciones de inicio de sesión y marcar la opción Nunca en la sección "Requerir inicio de sesión".

Y aun así, si nuestra cuenta de Windows está vinculada a una cuenta Microsoft no se nos permitirá eliminar por completo el uso de contraseña (y esa contraseña será siempre la misma que la de cuenta Microsoft), y por ende, esta se solicitará cada vez que bloqueemos el equipo usando las teclas WIN + L.
Para poder usar una cuenta totalmente libre de contraseñas, debemos convertirla en una cuenta local, lo cual se puede hacer yendo a Configuración > Cuentas > Tu cuenta > Iniciar sesión con una cuenta local en su lugar.


Una vez completada la transformación hacia cuenta local, hay que regresar a Configuración > Cuentas > Opciones de inicio de sesión, hacer clic en el botón "Cambiar", ingresar nuestra contraseña actual, y cuando se nos pregunte por la nueva contraseña hay que dejar todos los espacios en blanco.
Habiendo hecho esto último nos aseguraremos de que Windows no nos pida jamás una contraseña para iniciar sesión, ni siquiera luego de bloquear el equipo.
No está de más decir que al no requerir constraseña corremos el riesgo de que cualquier persona pueda usar nuestro equipo y acceder a nuestros datos, incluso para fines maliciosos, por lo que hay que pensarlo dos veces antes de desactivar el uso de contraseñas para iniciar sesión.

 Información tomada de:  https://www.xatakawindows.com/windows/como-iniciar-sesion-en-windows-10-sin-tener-que-ingresar-una-contrasena

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada